19.1.09

Enrique Tierno, en la memoria.

Hoy no podré asistir al homenaje que se le tributa, como cada año, a Enrique Tierno, en el Cementerio de La Almudena.


Y no sabéis lo que lo siento... Tierno marcó para mí los primeros años de infancia "consciente", mis primeros recuerdos infantiles. Aún recuerdo como un día extraño el de su entierro, dentro de la ignorancia de un niño que no sabe qué les pasa a los mayores. Y recuerdo que no tuve colegio.

Hay, quizás, un anecdotario en torno al Viejo Profesor que ha sombreado un poco algún logro no tan valorado como debiéramos. Yo quiero destacar dos cuestiones: fue el Alcalde que vivió la integración de Madrid como capital en las Comunidades Europeas, que vio cómo se firmaba la adhesión de España en su ciudad... y fue el autor del Preámbulo de la Constitución, un texto que no sólo se debe interpretar desde el Derecho sino desde el sentimiento y desde un profundo convencimiento de que no tiene ninguna palabra puesta fuera de su lugar o de su acepción.

Así que, aunque hoy no pueda ir, vaya desde aquí mi recuerdo a Enrique Tierno Galván, el Viejo Profesor.

1 comentario:

jjoaquinpi dijo...

Si levantara la cabeza y viera en lo que están convirtiendo Madrid...en fin.