17.6.06

Destinados al cierre.

Quizás sea una historia pequeña, de un barrio pequeño, pero yo la veo significativa. Si el Partido Popular no atiende la petición que el Grupo Municipal Socialista le haga en el próximo Pleno de la Junta de Distrito de Ciudad Lineal, el Club Deportivo Almudena, dedicado al fútbol base, tendrá que cerrar el 30 de junio. 130 chicos de todas las edades no competirán más con su club por culpa de la voracidad recaudatoria del equipo de Alberto Ruiz Gallardón.

En una reunión con representantes municipales, se les comunicó la intención de romper el convenio de cesión del campo en el que juegan, una maltrecha cancha de fútbol 11 de arena que supuestamente mantiene la Junta de Distrito por un contrato con una empresa, pero que se mantiene en la realidad por los esfuerzos de padres, chicos y directivos del club. La razón de la ruptura del convenio: anexionar la cancha al vecino polideportivo en construcción. Si quieren seguir jugando allí, deberán convertirse en Escuela Deportiva, poner trabajadores y no voluntarios y cobrar las desorbitadas tasas municipales a los chavales. Si no aceptan y quieren seguir funcionando, deberán pagar las tasas igualmente, como cualquier otro usuario de un polideportivo.

Pero la historia es mucho más larga: la Junta de Distrito acababa de acometer una reforma de los vestuarios bajo un contrato administrativo de reforma parcial de instalaciones. Nadie ha vigilado la reforma y apenas un mes después de finalizadas las obras, empiezan las deficiencias, sin contar con la calidad de los materiales empleados y los desplantes de la Junta de Distrito: el club tuvo que agenciarse las llaves de las nuevas puertas porque nadie se las dio, y la Junta dijo que no podían usar los vestuarios hasta que los inaugurase la concejal del Distrito, inauguración que hoy sigue pendiente.

Por supuesto, es absurdo que se anexione una instalación tan obsoleta y maltrecha a un polideportivo moderno y se pague por ello la misma tasa que se paga por un campo de fútbol con los últimos avances. Mucho nos tememos que, mientras el PP rechazaba reiteradas veces en la Junta de Distrito la proposición del PSOE para poner césped artificial en el campo (junto con otros de clubes similares), ya estaban pensando en echar al club de allí para, a continuación, reformar la cancha de arriba abajo, pudiendo así cobrar las tasas cuando lo anexionen al polideportivo, apaciguando así un poquito más la insuficiencia presupuestaria que el Ayuntamiento padece por las obras de la M-30.

Ése es el apoyo del PP a los problemas reales de los madrileños, ése es el apoyo al deporte base… y luego la concejal del Distrito dirá que los jóvenes vagan por la calle, como un problema social en sí mismo.

Hoy, la lluvia que cae en Madrid se mezclará más que probablemente con las lágrimas de algún padre, algún chico jugador, o algún directivo que verán que la fiesta de despedida anual puede convertirse en fiesta de despedida total.

Yo, como Vocal de Deportes del Grupo Socialista en mi Distrito, espero haberles ayudado en lo que estaba en mi mano. Otros no pueden decir lo mismo.

2 comentarios:

Øttinger dijo...

En realidad no creo que se trate de una insuficiencia presupuestaria sino insuficiencia de ideas. No existe una concepción de la ciudad distinta de las obras, y ese es el problema.

Oscar Iglesias dijo...

Muy buen trabajo Chus y decirte que tu blog esta muy bien. Tengo que llamarte para que me enseñes porque yo acabo de aterrizar en esto de los blogs.

Una abrazo