18.2.06

¿Aznar, parte II?

Dice el refrán que "nunca segundas partes fueron buenas". La excepción es la segunda parte de El Padrino. Pero en este caso, no nos referimos a películas, sino a la posible vuelta de Aznar. Y es que el felizmente ex-presidente inaugurará la conferencia política del PP, con lo que, con su discurso, va a marcar mucho la línea del resto de pantomima de democracia interna que hará nuestra derecha.
Además, esta semana, Aznar ha sido noticia al quedarse solo, sí, solo, votando en contra del informe del Consejo de Estado solicitado por el Gobierno sobre la reforma de la Constitución en 4 aspectos: que las mujeres no estén discriminadas de los varones en el acceso al trono, que se mencione a la Unión Europea en la Constitución, que se mencionen los nombres de las Comunidades Autónomas y la reforma del Senado.
El hombre que pasará a la historia de España por haber apoyado una guerra contra casi toda la opinión pública y por haber mentido a la ciudadanía sobre el atentado más grave de la historia de España también ha aparecido en la campaña del PP de recogida de firmas para un referéndum sobre el Estatuto de Cataluña en toda España.
Aquí tenemos la foto:
Situémonos: calle Alberto Aguilera esquina calle Princesa, en Madrid, por la mañana. O sea, que está lleno de señoras del barrio de Argüelles que no tienen nada mejor que hacer y que muy probablemente sean de las viviendas militares y de las viviendas señoriales de la zona. Un clima propicio. En la foto se observa cómo las mencionadas señoras muestran su alborozo más sexual que hayan podido tener en los últimos 30 años. Y hay dos micrófonos: uno de la COPE y otro, en la parte inferior, en verde, de Onda Cero. Dos medios muy afines a Aznar.
Pero lo que nos inquieta no es que aparezca, porque también aparece dando conferencias en Georgetown en un inglés macarrónico y nos echamos unas risas. Lo que nos inquieta es que la base social del PP, espontáneamente, en ese acto, le pidió que volviera. Ello casa con la idea de que Rajoy no lo tiene todo atado con su base social. O sea, lo que hay que temer es que el votante medio del PP piensa que Rajoy es blando. Esperemos que Rajoy no se radicalice más con tal de mantener la silla.

1 comentario:

Alejandro Caballero Madrid dijo...

Buenas compañero, ya veo que sigues dando caña.
Me alegro de poder ir leyendo tus textos, poliglotas, jeje.
A seguir trabajando contra esta derecha cavernicola y retrograda.

Y en cuanto a Aznar, dejalo que excite sexualmente a las marujas ricachonas, políticamente esta acabado, por el mero hecho de presentarse, cualquier lider socialista ganaria, porque si que hay gente que lo adora, pero más gente recuerda su pasado, la guerra y las mentiras, y lo odian casi tanto como a otro con bigote que nos hizo una visita de 40 años.

Un abrazo.

Salud y República