1.12.05

Una adecuada política de comunicación.

Los militantes nunca están bien informados. Es más, decir que los militantes están perfectamente informados es un error de gestión muy amplio. La información, la transparencia, nunca son suficientes. Y no porque nunca sean buenos, sino porque nuestros niveles de autoexigencia siempre deben ser los más altos. Nadie que se llame progresista puede relajarse en la autoexigencia para sí y para la Organización de más comunicación con los afiliados y de más transparencia en general, interna y externa.

Como sabéis, podemos dividir la comunicación en dos ramas: la interna y la externa. En lo que toca a la interna, la edición de boletines, la emisión de correos electrónicos, el mantenimiento de páginas web etc. deben ser instrumentos de primera mano con los que mantener al afiliado al día e informado. Además, esa información supone dar cuentas de tu gestión diaria, con lo que la exigencia de cambios y responsabilidades es mucho más diaria. Y en la externa, hay medios concurrentes con la interna, como una página web, pero hay medios exclusivos, como la emisión de notas de prensa. Todo ello debe dar imagen de transparencia y trabajo, de solvencia y de seriedad.

Decir que los militantes están suficientemente informados es opaco y triste. Y no sólo por la parte de información que se pueda dar en boletín interno, sino porque se recorta la posibilidad de dar opinión.

Pero quizás esto de la comunicación quede lejos de las viejas formas y maneras de hacer las cosas. Quizás estemos hablando ya en un plano en el que no se nos entienda por mucho que nos esforcemos.

1 comentario:

requetemafalda dijo...

Bonitos principios. Completamente de acuerdo con este post Greciet.