6.5.08

Una visión simplista de mayo del 68 en cuatro párrafos.

Se podrá opinar lo que se quiera sobre la revuelta estudiantil, llena de aristas e implicaciones que aún quedan por explicar, pero reducir, como hace el PP madrileño, a 4 párrafos un fenómeno como Mayo del 68, que paralizó Francia, supone un ejercicio de simplismo histórico pasmoso.

Pero si además se decora con perlas neoconservadoras, el texto, a pesar de su brevedad, se te hace cuesta arriba, sobre todo si se tiene en cuenta que las perlas sólo sirven para tratar de socavar babosamente supuestos mitos o dogmas de la izquierda ("tradicionales errores izquierdistas"), que no dejan de ser mitos de la derecha sobre lo que cree la izquierda.


Me ha parecido una ristra de tópicos que, quizás hecha por un mal discípulo de Blas Piñar, por su desvergüenza, merece casi ser enmarcada en lo que no debe volver a decirse, pues es tanto como reírse de la historia de un país.


Entre las perlas encontramos:
  • "revueltas parisinas de estudiantes acomodados" (cuando la revuelta fue en toda Francia y llevó a 9 millones de trabajadores a la huelga, con los obreros de Renault y Citroën en cabeza de una cifra de huelguistas superior con creces a las de 1936).
  • "El espíritu de Mayo del 68 habita en políticas educativas que sustituyen el principio de autoridad por el de buen rollete" (o sea, se acabó el palo largo y fumemos canutos con los alumnos).
  • "Las políticas intervencionistas y restrictivas de la libertad individual propias de la izquierda" (esto apesta a falso liberalismo, de ése en el que la libre empresa sólo beneficia al dueño, pero no hay más libertad que la de empresa... y pequeñas concesiones en las libertades públicas, o sea algo muy propio de.... De Gaulle).
En resumen, una revuelta que conllevó para Occidente la ruptura de tabúes sexuales o un avance en la liberación de la mujer pasa a ser cuatro párrafos de ignorancia supina.

Recomendable, y mucho, la película "Soñadores" de Bernardo Bertolucci: logra retratar la revolución dentro de la revolución.

3 comentarios:

acartier dijo...

Iba a decir que es curioso que ocupe tu post más que el propio artículo, pero luego lo he leído entero y... en fin.
Prefiero no opinar.

Noelia Seibane dijo...

El texto del PP empieza con la palabra IDEAS. Alguien tiene que explicarme por qué denominan ideas a esos cuatro párrafos llenos de descalificaciones directas, ellos, que en este momento se creen inmersos en un proceso de replanteamiento y reajuste ideológico. Esta bastante claros que de ideas nada de nada, puesto que no exponen ni una sola y mencionan aquella etapa histórica (cuyo fondo podemos entrar a debatir, pero cuya forma dejó una impronta fundamental en la creación de identidades colectivas y formas de movilización)con el único propósito de atacar al PSOE y a la gente de pensamiento progresista (¿?) de una manera burda y sin estilo.
¿Este es el pensamiento que son capaces de crear? Casi más valdría que se sentaran a leer a los autores liberales (pero liberales de verdad, como Giovanni Sartori).
En fin, con esa fábrica de ideas que tiene el PP, la gente de la izquierda nos podemos sentir muy tranquilos...

Besos

jjoaquinpi dijo...

Si es que en cuanto rascas un poco...se les ve el plumero neocon a distancia. Efectivamente esa era la opinión de De Gaulle, al que por cierto apoyaron una serie de nacionalistas de extrema derecha de tendencia neofascista escocidos porque Francia hubo de salir de Argel. El golpe de Estado que organizaciones de esta ideología y oficiales del Ejército francés quisieron dar fue detenido por De Gaulle después de negociar amistosamente con ellos y hace creer a la opinión pública que los ultras no lograron su propósito por estar él en el poder.

Vínculos con la extrema derecha...manipulación de los medios...¿la historia no se repetía, no?